Transiberiano – La guía completa

El Transiberiano es la ruta ferroviaria más larga del mundo. Con 9288 Km, cruza Rusia de lado a lado, desde Moscú hasta Vladivostok. Atraviesa siete zonas horarias y demora una semana el recorrido completo, sin paradas intermedias.

Para nosotros era una de las partes del viaje que esperábamos con ansias.  No podíamos aguantarnos las ganas de llegar a Rusia y descubrir este enorme país, que nos encantó desde el primer día.

Nos demoramos 45 días en recorrer desde San Petersburgo hasta Vladivostok (en otro post les contaré sobre la ruta que hicimos), donde muchísimas de esas horas las pasamos en el tren. Por eso, aquí te dejo toda la información que necesitas saber para que empieces a planificar desde ya tu próximo viaje en el Transiberiano.

Planificar la ruta

Lo primero es definir la ruta a hacer: Transiberiano, Transmongoliano o Transmanchuriano. 

Nosotros hicimos el Transiberiano, que cruza solo Rusia, ya que íbamos a Japón antes de China, por lo que no queríamos tener que sacar una visa de doble entrada.

Ya teniendo claro nuestro plan, armamos la ruta dentro de Rusia. Esta parte depende muchísimo del tiempo que tengas, y por supuesto de tu presupuesto, mientras más paradas haces, más pasajes hay que comprar. Nosotros tiempo teníamos, por lo que decidimos hacer varias paradas para no tener que hacer viajes tan largos y poder descansar. Ya llevábamos 10 meses viajando, y el cansancio se notaba. No teníamos (ni tenemos) la misma energía que el primer mes. 

Importante considerar el tiempo permitido para estar en Rusia. De eso también va a depender que tan rápido hay que moverse. Los chilenos (al igual que todos los sudamericanos) tenemos 90 días, por lo que estábamos tranquilos con eso, incluso nos tomamos una semana de vacaciones a orillas del Lago Baikal. Pero muchos otros países tienen solo 30 días, lo que implica tener que hacer menos paradas o más cortas.

Ruta Transiberiano

Dónde comprar los pasajes

Una vez que la ruta esté planificada, llegó la hora de comprar los pasajes. Para esto existen tres opciones:  

1. Estación de trenes

Comprar los pasajes en la estación puede sonar como una muy buena opción si lo tuyo no es la tarjeta de crédito y las compras por internet, o si la idea es ir armando la ruta en el camino para así tener más libertad de quedarte todo el tiempo que quieras en alguna ciudad. Aunque, si no hablas ruso, puede llegar a ser muy difícil.

A pesar de que en las estaciones hay letreros en inglés, las posibilidades de que alguien te pueda hablar en inglés son muy bajas. Por lo que si compras los pasajes directamente en la estación, recomiendo llevar escrito en ruso todo lo necesario, y ayudarte con un traductor offline.

Tren en la estación de Irkutsk
2. Agencia de turismo online

Comprar por una agencia online es muy sencillo, y hay por montones. Eso sí, es importante elegir una de confianza. Averiguar antes que tan de fiar son, buscando comentarios y recomendaciones por internet. 

Ellos te ayudan a armar la ruta y comprar los pasajes, junto con dar toda la información necesaria. Los pasajes costarán un poco más caros que su precio original, ya que ellos cobran una comisión por su servicio. 

3. Página web oficial

Para mí esta es la mejor opción. Es fácil, rápido, más económico, y se evitan todos los problemas de idioma y malos entendidos. 

La página de RZD está en ruso y en inglés, lo que hace super simple el proceso de compra y elección del pasaje. Más adelante explicaré como comprarlos paso a paso.

Cuándo comprar los pasajes

¿Cuánto tiempo antes compro los pasajes? ¿puedo comprarlos el mismo día o un par de días antes? son las preguntas que uno se empieza a hacer. 

Si lo planificas con anterioridad y tienes un tiempo limitado para recorrer Rusia, lo ideal es dejar todo listo de antes. Con más tiempo se compren los pasajes, más baratos y más disponibilidad de horarios habrán. En la página de RZD se pueden comprar hasta 90 días antes. 

Nosotros cuando llegábamos a una ciudad comprábamos el pasaje para la siguiente, así podíamos quedarnos más tiempo en una ciudad si nos gustaba mucho. Pero a medida que íbamos avanzando nos dimos cuenta que cada vez teníamos menos disponibilidad de lo que queríamos, sobre todo si eran viajes más largos.

En el tren a Ulan-Udé, vagón con asientos

A pesar de ser temporada baja (otoño), los trenes iban llenísimos. Por lo que tuvimos que sentarnos y definir una ruta con días y horarios. Compramos todos los pasajes que nos quedaban hasta Vladivostok con unas tres semanas de anticipación del último viaje. 

Mi recomendación es comprarlos como mínimo una semana antes, aunque igual es arriesgado, pero se puede. Ojalá dos semanas antes para estar más tranquilos. Esto en temporada baja. En temporada alta con mayor anticipación, y si viajas ahora para el Mundial, tenías que comprarlos ayer. La demanda de los trenes subirá por las nubes, así que asegúrate con tu pasaje ahora mismo. 

Cómo comprar los pasajes online

Ingresa a la página web y selecciona tu ruta

1. Ingresa a la página de RZD. Una vez dentro, arriba a la derecha podrás cambiar el idioma a inglés (donde está la bandera de UK). 

2. Escribe de donde a donde quieres ir, y la fecha. Para poder seguir el paso a paso, voy a dar el ejemplo de como comprar dos pasajes desde Ekaterimburgo a Irkutsk.

3. Dale a Buy Ticket.

Elegir tren y horario

Todas las opciones de rutas van a aparecer en un listado, con los horarios del tren, cuanto se demora y las opciones de clases que puedo elegir con sus precios más baratos. 

4. Selecciona el tren que más te acomode según horarios y posibles precios.  Yo voy a elegir el primero. 

IMPORTANTE: Los horas de salida están con el horario de Moscú (UCT+3). Considerarlo antes de comprar los pasajes. Por ejemplo, Ekaterimburgo tiene 2 horas más que Moscú, por lo que si yo elijo el primero estaría saliendo a las 12.04 (UTC+5), y llegando a las 20.44 hora de Irkutsk (UCT+8). 

Elegir clase

En los trenes rusos encontramos tres clases: primera, segunda y tercera. Según tu presupuesto y lo que más te acomode es cual de ellas elegirás. Se podría decir que existe una cuarta en algunos trenes, donde ya no es cama, si no que con asientos.

Primera clase: Compartimiento con dos camas, una al frente de la otra. Es la clase más cara, pero con mayor privacidad. Si son dos personas las que viajan, tendrán un compartimiento solo para ustedes.  No está disponible en todos los trenes.

Segunda clase: Compartimiento con 4 camas, dos arriba y dos abajo. Aquí es muy probable compartir el lugar con otras personas. Existen mixtos, solo de hombres y solo de mujeres. También existen de solo dos camas pero son más difíciles de encontrar disponibles. Esta es la clase en la que viajamos nosotros.

Tercera clase: Vagón sin compartimentos. Literas como las de segunda clase pero sin divisiones. Aquí se comparte con muchas personas, no hay mucha privacidad y es el más barato de todos.

5. Elige la clase en la que vas a viajar. En este caso solo tengo opción de segunda y tercera. Si elegimos viajar en segunda clase debo apretar en 2-cl. sleeping compt (arriba a la derecha). Aquí se me van a abrir las opciones de vagones que tengo, la cantidad de camas disponibles, y los precios a la derecha en rojo.

Elegir Vagón

Para saber que vagón elegir, es importantísimo fijarse en la categoría. Esto va a determinar si es solo de mujeres, hombres o mixto:  ж es de mujeres, мж es mixto. 

El símbolo У indica que el pasaje incluye comida. El número dice cuantas comidas. En este caso incluye una comida, que a veces puede ser almuerzo o cena, en algunos viajes más cortos, desayuno. 

6. Elige el vagón según la categoría. Si eres mujer y viajas sola quizás prefieras elegir el vagón de mujeres. En nuestro caso, elegiríamos el vagón mixto, el Nº9.

7. Dale click al vagón que elegiste. Se abrirá un dibujo de este con los compartimientos mostrando cuales son mixtos, cuales no, y las camas disponibles en cada uno de ellos (en azul).  

Si existía la opción de elegir un compartimiento que tuviera las cuatro camas disponibles, esa era nuestra primera elección. Así, quizás, podríamos estar solos. En ese caso, elegiríamos el último de la derecha. Los monitos están sin color, ya que todavía está por definir si ese compartimiento es mixto o no.

Elegir cama

8. Para elegir cama, primero hay que ingresar los datos de los pasajeros. Para eso, dale click al botón bajo el dibujo donde dice:

Si es la primera compra, hay que registrarse antes de poder elegir y comprar los tickets. Para eso no es necesario volver a empezar. Al apretar Go to passenger te dará la opción de hacer Log In o de registrarte.

9. Una vez registrado, llena la información del pasajero. Puedes agregar más pasajeros en +Add Passanger. 

Ahora, ¿qué cama elijo?. Hay dos opciones: arriba y abajo. Nosotros siempre elegíamos una de arriba y una de abajo, a pesar de que la de abajo es más cara. Esto debido a que cuando el viaje era más largo que solo una noche, podíamos sentarnos en la cama de abajo durante el día, sin molestar a nadie. 

Por lo general, los rusos son super amables y no tienen problema en compartir su cama para que te sientes durante el día con ellos. Pero para nosotros era más cómodo así. Matías dormía abajo y yo en la cama de arriba. 

Para mi, la de arriba te da un poco más de privacidad al dormir. Pero la de abajo te da más libertad durante el día. La decisión final es tuya. Si viajas solo, elijas arriba o abajo, tienes que estar dispuesto a compartir, ya sea tu propia cama o la de alguien más. 

10. Selecciona las camas dando click sobre ellas. En este caso, elijo una de arriba y una de abajo (33-34).

11. Completa el detalle de las camas elegidas:

Para saber el costo exacto del pasaje, deja el cursor sobre las camas seleccionadas, y aparecerá el precio de cada una:

Comprar pasajes

12. Dale click al botón Reserve Places. En caso de que no te deje hacer click en este botón, elimina la selección en los casilleros de Travel Insurance, y se pondrá rojo. 

13. Aparecerá la información de los pasajeros, del pasaje y el precio total. Solo queda pagar. Revisa que esté todo bien y completa la compra.

¡Listo! ¡ya tienes tu pasaje en tren! Te llegará un mail con un PDF con todo el detalle. Lo descargas y eso es todo lo que tienes que mostrar al subirte al tren. 

Subirse al tren

Cuando llegue el día del viaje, hay que llegar unos 20-30 minutos antes a la estación. Los trenes rusos son los trenes más puntuales que he visto en mi vida.

En las estaciones hay pantallas grandes con toda la información de los trenes que llegan y salen. Para saber a que andén ir, buscar el número del tren y la hora. Acuérdate que no va a ser la misma hora de tu reloj, si no que la de Moscú. El destino puede variar, no siempre tu parada es la última. Lo más importante es el número del tren.

Pantalla en la estación de Jabarovsk. Nuestro tren era el segundo: Jabar. - Vladivostok.

Una vez en el andén, hay que buscar el vagón que sale en el pasaje. Afuera de cada vagón siempre hay una persona revisando los boletos. Esta es el encargado de ese vagón y estará disponible para cualquier cosa durante el viaje. 

Con mostrar el PDF del pasaje en el celular es suficiente, aunque a veces pueden llegar a pedir el pasaporte. Muchas veces, casi no tuvimos que mostrar el pasaje, nos tenían identificados antes de subir al tren. Tienen una lista con todos los nombres de los pasajeros, y nosotros al no ser rusos (y los únicos extranjeros), nos miraban y nos marcaban en la lista preguntándonos si esos éramos nosotros.

En la estación de Irkutsk caminando al tren

Ya arriba, fuera de cada compartimiento sale el número de las camas que hay en él. Y dentro, cerca de la ventana está el número otra vez, indicándote si es la de la derecha o izquierda.

Características del tren

La primera vez que nos subimos al tren (con cama) no sabíamos que esperar. Teníamos una idea vaga de como eran por lo que habíamos leído, pero no más que eso. Y ¡nos sorprendió!, nos llevamos más de alguna buena (y rica) sorpresa en el camino.

Esperando el tren en Jabarovsk

Algunos trenes son más nuevos que otros, pero por regla general todos son impecables. Sólo nos tocó un tren nuevo durante el viaje, el primero. A pesar de que los otros eran más viejos, debo decir que las camas eran muy cómodas. Mientras más antiguo era, mejor dormía.

Como no podemos elegir como son los trenes por dentro, y los viajes son largos, aquí dejo una lista de lo más importante, para que te relajes y llegues preparadísimo. 

Guarda equipaje

En cada compartimento se pueden dejar las cosas bajo la cama. Algunas tienen una especie de «cajón» a un lado, que solo al levantar la cama se puede acceder a las cosas. Si no, se pueden dejar directamente bajo la cama, donde es más fácil de sacar. 

En el caso de la cama de arriba, sobre la puerta hay un espacio donde guardar el equipaje. Generalmente ahí se encuentran las mantas de las camas, pero se corren a un lado para dejar tu cosas. 

También hay colgadores a ambos lados de la puerta para colgar el abrigo o chaqueta y la ropa.

Calefacción / AC

Todos los trenes tienen calefacción. Nosotros que viajamos en época de mucho frío, los trenes siempre estaban temperados. Es importante considerarlo, ya que las primeras veces estábamos tan abrigados para soportar el frío fuera, que en el tren nos moríamos de calor, y teníamos que cambiarnos de ropa. 

En caso de viajar en otoño o invierno, lo mejor es no usar prendas muy gruesas, si no que por capas. Una vez dentro del tren te quedas con la capa más delgada. Mucha gente anda en shorts, buzo o pijama. La clave es estar cómodo.

Sobre el aire acondicionado, no tengo claro si todos tienen o no, ya que al elegir vagón, dentro de las características aparece el símbolo de AC. Lo que me da la idea de que no todos tienen. Ante la duda, mejor elegir uno que lo tenga.

Camas
Compartimiento segunda clase

Las camas son un poco estrechas y cortas, pero bastante cómodas, con almohadas gorditas (como me gustan a mi). De por sí son acolchadas pero sobre ellas se pone otro colchón. Te dan cubre colchón, sábana, cubre almohada y una toalla chica, todo en una bolsa sellada y limpio. 

Si hace frío y con la sábana no es suficiente, se puede meter la frazada, que por lo general está sobre la puerta, si es que no estaba sobre la cama desde un principio, dentro de la sábana, ya que es como un cubre plumón. Así no es necesario estar en contacto directo con la frazada si es que te da un poco de desconfianza. 

Por lo general cada uno hace su propia cama. En algunos trenes, la cama de arriba ya viene hecha. Eso era lo mejor que me podía pasar, dejaba mis cosas y me acostaba, mientras Matías hacía su cama. 

Antes de bajar del tren, hay que desarmar la cama y entregar las sábanas. Si no te las piden, déjalas sobre ella. 

Enchufes

Ahora que todo el mundo es adicto a su celular, los enchufes son un tema importante, y tengo malas noticias. ¿Están preparados?… la gran mayoría de los trenes tienen pocos enchufes.

Los más nuevos encuentras enchufes en cada cama. Otros tienen uno o dos enchufes por compartimiento, y los más viejos solo tienen 3-4 enchufes en el pasillo. Si quieres cargar tus cosas en este último, tienes que dejarlas afuera o sentarte con ellas a esperar a que carguen, pero lo más difícil es encontrar el enchufe desocupado. 

La gran mayoría de los trenes que nos tocaron solo tenían los enchufes en el pasillo. Por esto recomiendo ir con todo cargado, en lo posible llevar una batería externa o desconectarse completamente del celular por varias horas.

Pasillo del tren, donde había que sentarse a cargar las cosas (perdón por la foto borrosa)
Baños

Cada vagón tiene dos baños, uno a cada extremo. Por lo general son limpios, pero no esperen que con el movimiento del tren no salte una que otra gota loca por ahí.

Solo tienen lavamanos y WC, sin duchas. Los limpian bastante seguidos y en cada parada los cierran. Lo aprendí a la mala. Esperé a que parara el tren para ir y ¡estaba cerrado!, tuve que esperar como 20 minutos para poder entrar. 

El piso suele estar un poco mojado, por lo que es mejor ir con chalas o zapatillas, nunca a pata pelada.

No hay problema con lavarse las manos y los dientes con el agua del baño, pero no se puede tomar.

Entretenimiento

Los viajes en tren pueden ser muy muy largos. Para hacerlos mas entretenidos y cortos, una buena idea es llevar entretención. Puede ser un mazo de cartas, un libro, computador para ver películas, celular.

El viaje más largo que hicimos fue de 55 horas. Suena espantoso, pero se nos hizo más corto de lo que pensábamos. Leímos, conversamos, dormimos, vimos Karate Kid y otras películas. Conocimos a un ruso que hablaba español y se nos iba a instalar a nuestra cama para hablarnos de Cuba. Así pasamos más de 2 días en el tren.

No hay W-Fi en los trenes, si quieres internet tienes que tener una sim card rusa con un buen plan para poder usarlo a través de Rusia. Hay algunos planes que solo funcionan por área. Nos pasó que compramos una y cuando llegamos al siguiente destino no nos funcionaba porque solo era para esa zona, no para todo Rusia.

Comer en el tren

Almorzando pastas tres minutos

El tema de la comida es muy importante para mi. Al principio no sabíamos muy bien como hacerlo, pero fuimos descubriendo nuevas cosas en el camino. Para esto existen varias opciones:

  1. Vagón restaurante. Nosotros nunca fuimos al restaurante, siempre llevamos nuestra propia comida, pero es una muy buena alternativa. 
  2. Comprar comida en el mismo vagón: Algunas veces pasan vendiendo masitas, o se pueden comprar cosas como galletas, té o café. Sólo hay que pedírselo al encargado del vagón. 
  3. Llevar comida y cosas para picotear: Antes de cada viaje, y según la cantidad de horas, comprábamos algunas cosas para comer. Lo más cómodo, barato y fácil eran las pastas tres minutos o comida instantánea, ya que todos los vagones tienen agua caliente gratis. Otras veces nos preparábamos comida y la llevábamos en tiestos de plásticos o comprábamos blinis (panqueques) para comerlos esa misma noche. Importante tener siempre snacks, son muchas horas de viaje y que mejor que entretenerse comiendo. Pueden ser frutos secos, papas fritas o galletas. Y no olvidarse de las ¡botellas de agua!
  4. Comida incluida en el ticket: A veces viene incluida una comida con el pasaje. Te preguntan que quieres, generalmente puedes elegir entre dos opciones, y te la traerán cuando corresponda. A veces puede ser almuerzo, cena o desayuno. Muchas veces también te corresponde una cajita de regalo que incluye una botella de agua y un chocolate, más un cepillo de dientes y pantuflas. 
Caja con chocolates y agua, y ¡las pantuflas!

Bajarse del tren

Los trenes rusos son los más puntuales que he visto, más que en muchos países europeos. No dudes que llegarán a la hora. 

Si andas perdido, no recuerdas a que hora llega o que hora es, o es la mitad de la noche, no te preocupes. SIEMPRE te van a avisar cuando quede poco para llegar a la estación para que tengas tiempo de arreglar tus cosas y estar listo. No olvides desarmar tu cama y llevarte todas tus cosas.

Nuestro último viaje en tren

Sin duda alguna esta fue una de las mejores experiencias del viaje, una aventura inigualable. Nos enamoramos de Rusia y de todo lo que encontramos ahí. Cumplió nuestras expectativas y más. Una travesía inolvidable.

Espero que toda esta información les sirva y lo disfruten tanto como nosotros. Aunque es cansador, cada segundo lo vale. Cualquier duda ¡no olvides preguntarme!

¿Te gustó este post? ¿Quieres más  información de este tipo? ¡Inscríbete en nuestra página, comenta y comparte con otros viajeros!

About the Author

Ana Luisa

Co-creadora del blog, siempre le ha gustado viajar, haciendo mínimo una vez al año un viaje a un nuevo lugar. Toda su vida ha tenido el sueño de recorrer el mundo, algo que se hizo realidad el 2017. Una de las cosas más importante para ella es conocer los nuevos sabores de cada lugar y disfrutarlos al máximo.

Leave a Reply